jueves, 1 de octubre de 2009

Lavanda o Espliego (Lavandula officinalis)

A quién no le gusta la lavanda...? a mi me encanta, ese perfume que te lleva a un campo infinitamente verde y te sentis como Laura Ingalls corriendo por la pradera...jaja. Bueno, un poco de seriedad por favor...la palabra "lavanda" tiene su origen en el verbo latino lavare, que significa lavar o limpiar, ya los romanos empleaban las flores en sus baños por sus propiedades antisépticas, curativas y también porque auyentaba los insectos.
El aceite esencial de esta planta es el más popular y vérsatil de todos y un componente básico para los tratamientos de salud y belleza. Es uno de los pocos que se puede aplicar directamente sobre la piel, por ejemplo, en caso de quemaduras y cura rápidamente los tejidos con cicatrices. También se emplea en el tratamiento de jaquecas, migrañas, el estrés y el insomnio. Es un antibiótico y antihongos natural. Se adapta bien a todo tipo de piel y resulta un excelente aceite para masajes.
Con el aceite de lavanda se pueden elaborar jabones, cremas, lociones, aguas, perfumes, colonias, y con sus flores bolsitas aromáticas para los placards o cajones, almohadas relajantes, sales de baño y hasta se puede cocinar con ellas.
Una planta generosa que nos regala todas sus bondades....

2 comentarios:

  1. Hola María! Me encantó leer tu blog, no solo porque sos mi amiga tus jabones fueron los perfumados souvenires de mi casamiento. (los recomiendo ampliamente). Sino porque leyendote me acuerdo de nuestras vivencias del colegio y de tu estilo de narración je
    Te mando un abrazo enorme y felicitaciones!!
    Gaba

    ResponderEliminar
  2. Gracias Gaba, te quiero mucho!
    Besitos!!

    ResponderEliminar